PARA EL VIAJERO

Para el viajero: Hemos incluido en esta sección algunas de las recomendaciones recopiladas de diversas guiás de viaje y de nuestras propias experiencias, como viajeros y operadores turísticos, esperemos te sean de utilidad:

 

Visados

Los ciudadanos de Espa√Īa, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, EE UU, M√©xico, Paraguay, Per√ļ, Uruguay y casi toda Europa occidental no necesitan visado para entrar en Venezuela; solo precisan una tarjeta tur√≠stica gratuita, llamada tarjeta de ingreso. Suele ser v√°lida para 90 d√≠as (a menos que los funcionarios de aduanas anoten un per√≠odo m√°s corto) y puede ampliarse. Las l√≠neas a√©reas que vuelan a Venezuela proporcionan estas tarjetas a los pasajeros antes de aterrizar. Si llegan por tierra, los ciudadanos con pasaporte de los pa√≠ses citados obtendr√°n la tarjeta del funcionario de inmigraci√≥n en la frontera.

Al entrar en Venezuela, los funcionarios de la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería (Onidex) sellarán el pasaporte y la tarjeta turística (hay que asegurarse de que así sea). Hay que llevar encima la tarjeta turística durante todo el viaje (pueden pedirla en los controles de pasaporte) y devolverla a los funcionarios de inmigración al salir del país, aunque no todos tienen interés en recuperarla.

Las extensiones de los visados y las tarjetas turísticas se obtienen en las oficinas de Onidex en Caracas.

Subir

 

En el siguiente enlace podr√°s encontrar una calculadora bastante precisa de gastos de viaje para Venezuela

http://www.budgetyourtrip.com/venezuela

Tarjetas de crédito

Visa y MasterCard son las tarjetas de cr√©dito m√°s √ļtiles en Venezuela, aunque las transacciones con tarjeta de cr√©dito siempre son m√°s caras porque se calculan seg√ļn el tipo de cambio oficial. Las tarjetas se aceptan para pagar productos y servicios (aunque muchas agencias de viajes pueden rechazarlas, o cobrar un suplemento del 10% por el servicio). Tambi√©n son √ļtiles para sacar dinero de bancos y cajeros autom√°ticos. Hay que anotar siempre el n√ļmero de tel√©fono al que hay que llamar si se pierde la tarjeta, y cancelarla r√°pidamente en caso de p√©rdida o robo, puesto que los fraudes con las tarjetas de cr√©dito no son excepcionales. Aunque un establecimiento afirme aceptar tarjetas, eso no quiere decir que su m√°quina funcione.

Efectivo

A menos de estar cerca de la frontera, es imposible comprar moneda venezolana fuera del país.

Propinas

Casi todos los restaurantes cobran un 10% de servicio. Aunque no sea obligatorio, en los restaurantes m√°s selectos se suele dar una peque√Īa propina adicional del 5 o el 10%. Normalmente no se da propina a los taxistas, a menos de que ayuden a llevar el equipaje. Las propinas a los empleados del hotel, los instructores de submarinismo, los gu√≠as, etc. ser√°n una cuesti√≥n personal. Pocas veces se exigen, pero siempre ser√°n apreciadas. Un sencillo gesto como invitar a tomar algo a un barquero o cocinero puede hacer maravillas.

Subir

 

ALOJAMIENTOS

Subir

Venezuela es un pa√≠s bastante seguro para el viajero. Sin embargo, los robos, atracos y delitos comunes se han incrementado durante la √ļltima d√©cada. Los robos son m√°s frecuentes en las grandes ciudades que en el campo. Caracas es sin lugar a dudas el lugar m√°s peligroso del pa√≠s, y hay que andar con cuidado por las calles, sobre todo de noche.

Hay que estar muy atento al sacar dinero de un cajero automático en cualquier momento del día. Por experiencia, los policías no son siempre fiables (aunque muchos sí lo son), por lo que no hay que aceptar siempre ciegamente las demandas de estos agentes de la autoridad.

Venezuela es un pa√≠s un poco obsesionado con la identificaci√≥n personal, y a menudo, en las transacciones m√°s banales se exige el n√ļmero del pasaporte o de la c√©dula (documento de identidad venezolano). Si no se quiere terminar dando explicaciones en comisar√≠a, hay que llevar siempre encima el pasaporte.

La malaria y el dengue están presentes en algunas zonas tropicales, y las picaduras de otros insectos pueden causar graves molestias, aunque no produzcan necesariamente alguna enfermedad. En general, los peligros principales en el país son los habituales entre viajeros: quemaduras solares, indisposiciones alimentarias y problemas relacionados con el tráfico.

Seguros de viaje

Tener un seguro de viajes que cubra robo, p√©rdida, accidentes y enfermedad es muy recomendable. Muchas p√≥lizas incluyen una tarjeta con l√≠neas telef√≥nicas gratuitas o directas a cobro revertido que prestan servicio las 24 horas (conviene llevarla encima). No todas las p√≥lizas compensan el equipaje extraviado o perdido. Algunas excluyen espec√≠ficamente ‚Äėactividades peligrosas‚Äô y pueden considerar como tales el submarinismo, el motociclismo y hasta el senderismo. Tambi√©n hay que comprobar que la p√≥liza cubra las peores eventualidades, como evacuaciones y vuelos de repatriaci√≥n. Hay varios tipos de p√≥lizas de viajes. Las que ofrecen STA Travel y otras organizaciones econ√≥micas suelen ofrecer buena relaci√≥n de precio y calidad.

Siempre hay que leer cuidadosamente la letra peque√Īa. Quiz√° se prefiera una p√≥liza que pague directamente m√©dicos y hospitales en lugar de tener que retribuir los servicios al momento y reclamar el reembolso despu√©s. Si las maletas se pierden o son robadas es posible que la compa√Ī√≠a de seguros pida un recibo como prueba de compra de los objetos reclamados. Se debe denunciar la p√©rdida o robo a la polic√≠a (o a las autoridades portuarias) en un plazo de 24 horas. Para hacer cualquier reclamaci√≥n se necesitar√°n todos los documentos.

Subir

SALUD

En Venezuela abundan las farmacias, cl√≠nicas y hospitales. Mientras en Caracas es f√°cil encontrar asistencia m√©dica de calidad, en las zonas rurales puede ser dif√≠cil conseguirla. Las cl√≠nicas y hospitales p√ļblicos son gratuitos, pero la calidad de la atenci√≥n m√©dica es mejor en los establecimientos privados. En caso de precisar hospitalizaci√≥n en Venezuela, los mejores hospitales est√°n en Caracas. Los peque√Īos problemas de salud pueden solucionarse en las farmacias, capacitadas para poner inyecciones y administrar muchos medicamentos.

El agua del grifo suele ser correcta para cepillarse los dientes, pero no se recomienda su consumo. Hay que ser precavido con la comida de los puestos callejeros, una exposición excesiva al sol y las picaduras de insectos, y doblemente precavido al cruzar las calles de las ciudades.

Subir

COMUNICACIONES

Subir